Killer Burritos presentó Fugitivo

Una noche con la patrulla perdida

MÚSICA
30 de agosto de 2022

 

Por Eugenia Arpesella

Siete largos años después del último material, Chico dinamita amor (2015), los Killer Burritos presentaron en vivo Fugitivo, el nuevo disco de la banda que compusieron durante la pandemia Cesar Debernardi, Franco Mascotti, Diego Olivero, y Ricardo Vilaseca. “Los discos de Coki me terminan de gustar del todo cuando los toca en vivo”, me dijo en el medio del recital mi amiga Lucía. Y tiene razón: Fugitivo, con su laburo enorme y precioso de composición, arreglos y producción, se terminó de cocinar ahí, con toda la potencia arrolladora del encuentro entre el grupo y su público el sábado pasado en el Centro Cultural Güemes.

Fue un concierto como hacía mucho no teníamos, y con toda la banda arriba del escenario. Coki en voz, Vilaseca en teclados, Tito Barrera en batería, Eloy Quintana en bajo, Isidro Llonch y Jula Acuña en guitarras, Barfeye en guitarra y coros y Franco Mascotti en guitarra. La patrulla que durante más de dos horas —después de la tragedia y en el medio de tantas pálidas— nos llevó a donde más queríamos: a la noche killeriana, ahí donde somos felices, estamos locos, y nos sentimos libres de verdad.

Como en otras oportunidades, en este concierto los burros tocaron el disco de principio a fin, respetando el orden de los diez temas como una obra total en el sentido moderno de la palabra, demostrando que son una banda consolidada, que desafía las escuchas aleatorias, el complaciente corte del hit, poniendo al tiempo, tan precioso y maltratado en esta época, como la verdadera estrella del álbum.

En las manos del maestro Vilaseca, estuvo el momento más íntimo de la noche, ya que por primera vez en la historia de la banda el músico metió un instrumental en vivo, Vi la drive, un interludio que viene del espacio exterior, tal vez de un planeta llamado Charly García. La pieza de Vila fue un arrullo que nos dejó medio tecleando, conmovidos. Entre los últimos acordes y los aplausos, se llegó a escuchar de atrás a uno que dijo “me emocioné, che”.

También es oportuno rescatar el tema La patrulla perdida, (que tocaron por primera vez en diciembre del 2021, en el Anfi del Parque España, ¡el recital de la luna llena!) porque concentra muchos elementos de la mitología Coki, como el rock que se baila y se salta, esa estética medio trash, la belleza de la derrota, y la poesía de noble kamikaze, pero sobre todo el espíritu de generosidad. Porque Coki canta “soy el avión”, "soy el mayor", y por ahí los pasajeros son la nueva camada de pibes talentosos que el rockstar viene subiendo a su nave desde hace mucho tiempo.

Sobre el final de la última canción del disco, mi amigo Valentín encontró un detalle que me compartió enseguida. Crujía el riff de guitarra de los Halcones de Tommy y Debernardi se puso a entonar a los gritos algunos versos del tema que lo inaugura: "El tiempo es fugitivo, no vuelve corazón". Aunque en este arreglo el sonido de estudio ya era un eco lejano, porque en vivo, la banda lo destruyó, ese efecto circular terminó de subrayar la idea de obra.

Lo que vino después, el otro lado de la noche, fue absolutamente catártico. Como cuando Coki invitó a varios del público a tomar la posta en el escenario para tocar el infaltable hit Joselito y aunque haya sido increíblemente improvisado, Juanma Robles (vocalista de Gay Gay Guys) la rompió toda con la batería.

Acordamos con el periodista Juan Cruz Revello cuando dijo que el show en sí fue el disco, y el resto, un regalo con los bises más largos del mundo. Dejamos atrás dos años de recis de silla y mesa, nos sacamos de encima los protocolos, y rompimos todas las distancias obligatorias. En el medio del quilombo que fue el pogo alguien preguntó si el de la remera de Coki era Dylan ¡obvio que era Harry Style!. Además de baile y empujones, hubo lluvia de cerveza y muchos, muchos abrazos. Sin rumbo y con el horizonte sucio, creo que todos nos fuimos del Güemes con ganas de no aterrizar más.

 

 

ENTRAR
MÚSICA
Matilda presentó Lejos del Centro
Electropop Barrial
MÚSICA
Inscripción hasta el 22 de agosto
Certamen Internacional de Canción en memoria de Gabo Ferro
MÚSICA
Primero la Gente
Cinco testimonios sobre el Festimug II
"Una realidad muchísimo más flashera que nuestros sueños"
MÚSICA
Reseñas
Discos nuevos de Amelia, Bad y Mica Racciatti
MÚSICA
Un día con el músico Fernando Vercelli
El tiempo colgado en un cartel
MÚSICA
ÚLTIMAS NOTAS
El teatro de Romina Mazzadi Arro
La historia de una grieta y las hermanitas perdidas
ESCÉNICAS
Premios a la música
Rosario Edita 2022: Abrió la convocatoria a la quinta edición
CONCURSOS Y CONVOCATORIAS
Cámara de Diputados Pcia. de Santa Fe
Cuatro películas 2022
Estrenos recomendados del cine Nacional
AUDIOVISUALES
Hasta el 16 de octubre
Convocatoria abierta al Premio Provincial de Poesía “José Pedroni”
CONCURSOS Y CONVOCATORIAS
En Tierra Firme
Un libro reúne 30 ensayos sobre la obra de Adrián Abonizio
LITERATURA
@ La Canción del País 2017