"UMBRAL PUEDE VERSE COMO UNA VUELTA A LOS ORÍGENES". ENTREVISTA A FLUIDO

MÚSICA
8 de agosto de 2018

Por Edgardo Pérez Castillo

Después de dos discos en los que dio mayor vuelo a su característica veta melódica, Fluido se reencontró con sus raíces de visceralidad para darle forma a las once canciones de Umbral, trabajo que la banda presenta ahora por primera vez como obra completa. Es que, atento a los tiempos que corren, el grupo optó por desdoblar el lanzamiento en una serie de tres volúmenes que permitieron que cada canción lograra su merecida relevancia. En épocas de consumo efímero, de ansiedades crecientes, la banda entendió los códigos del mercado con el único fin de potenciar aquello que marcó su historia: darle vuelo a obras que, como condición primaria y esencial, respondan a sus necesidades y búsquedas artísticas.

Así lo entiende Lolo Luciani, cantante y fundador del grupo de rock que supo se cultor del new metal, junto al guitarrista Rodrigo Prado y el bajista Javier Vega: “El mensaje de Fluido tiene que ver con hacer lo que uno siente más allá de lo que demande el mercado o la sociedad. Lo decimos tanto en la parte artística como en la cotidiana. Creo que en Argentina hay pocas bandas haciendo esta música porque no hay muchas que se animen a hacer un estilo así. Con algo totalmente propio, sincero. Si somos buenos o malos, que eso lo defina la gente, nosotros sabemos que lo hacemos de corazón”.

En ese querer hacer, el grupo se lanzó a la grabación de Umbral luego de un proceso creativo que los reconectó con su veta más extrema, apelando a herramientas que dejaron su huella en aquel notable debut que fue Complementos: afinación baja, riffs demoledores, sutilezas armónicas y melodías refinadas que surfean sobre una demoledora base de bajo-batería. “Siempre se busca una vuelta de tuerca entre disco y disco. De hecho Umbral puede verse como una vuelta a los orígenes, pero con todo lo que aprendimos en los dos discos que tienen más trabajos armónicos. Incluso hasta pasándonos de rosca”, reconoce Luciani, que ya intuye que será éste el código para las nuevas creaciones del grupo.

Lolo Luciani: "Creo que en Argentina hay pocas bandas haciendo esta música porque no hay muchas que se animen a hacer un estilo así. Con algo totalmente propio, sincero. Si somos buenos o malos, que eso lo defina la gente, nosotros sabemos que lo hacemos de corazón”

Nuevas canciones que ahora pasarán por un nuevo tamiz: el de Max Mateo, que ocupó el lugar de Pano Mariani para sumar un nuevo eslabón a la histórica cadena de distinguidos bateristas que dejaron su marca en el grupo. “Seguramente Max nos lleve para algún lugar para el que nunca fuimos, como nos pasó con cada uno de los bateristas que estuvo en la banda”, intuye el cantante, que destaca el difícil desafío del nuevo integrante, que debió asimilar las complejas transiciones que marcan a las obras del grupo, tanto de las once canciones de Umbral como también en las aquellas clásicas que la banda toca en vivo.

Aunque, claro, el eje allí estará puesto en este disco que, por primera vez, estará al alcance de la mano tal y como fue pergeñado, con un carácter conceptual ideado por músicos que todavía valoran al disco como obra íntegra. Aún cuando los códigos del mercado lleven a tomar otras decisiones, como la de lanzar a Umbral en segmentos. Una determinación que ya arroja un análisis auspicioso.

“Estamos satisfechos con la decisión que tomamos en su momento de sacarlo de esta manera. Queríamos que todas las canciones tengan el protagonismo que a veces no tienen cuando uno saca un disco largo. También tiene que ver con un momento de consumo en general. No es un lindo término, el consumo, cuando hablamos de algo artístico, pero sabemos que los discos se pagan, las entradas a los shows se pagan, el consumo siempre está de por medio, vivimos en el capitalismo y lamentablemente no vamos a poder escapar de eso. Sabemos también que es un momento en el que el disco largo se volvió playlist, donde hay tantas opciones que desarrollamos cierta intolerancia, donde si algo nos aburre nos vamos rápido porque sabemos que hay un mundo interminable de opciones detrás de eso. Sabíamos eso, entonces fuimos fragmentando la salida de los temas, y hoy por hoy estamos satisfechos y contentos”.

Claro que esa determinación no hubiera bastado para darle sentido a Umbral de no haber cumplido aquel objetivo primario de verse publicado como una única obra, donde cada canción ocupa un lugar en función de los climas, tensiones y emociones que sólo un disco puede generar. En ese sentido, el show en Vorterix (Viernes 10 21 hs) permitirá acceder a la compra del disco Umbral, pero también de un box set con los tres volúmenes (que también sortearon el proceso de selección de obras para que funcionaran como unidades en sí mismas) o bien en su soporte digital vía pen drive.

“Sabemos en el momento en que estamos, pero también que hay gente a la que le siguen gustando las películas, los discos enteros. Fue un desafío pensar en dos conceptos diferentes: primero, cómo repartir estas canciones en tres volúmenes; y después cuál sería el orden en la obra completa. Porque realmente se trata de éso: hay un desarrollo, un nudo, un desenlace. El orden no es porque sí. Siempre consideré al disco entero como un viaje, buscar esa experiencia con el disco. Con sus subidas, sus bajadas, lo que pasa entre un tema a otro. Para que el que lo escuche quiera escucharlo hasta el final. Y en los tres volúmenes también tuvimos ese desafío”, explica Luciani, voz líder de un proyecto que se sostiene como un faro para una corriente de rock que no abunda a nivel nacional. Y que, sin dudas, escasea en los grandes medios de difusión.

"El disco largo se volvió playlist, hay tantas opciones que desarrollamos cierta intolerancia, donde si algo nos aburre nos vamos rápido porque sabemos que hay un mundo interminable de opciones"

Conscientes de ello, los hacedores de Fluido no se desvían de su eje. “Una de las cosas que más afortunados nos hace sentir es el camino que hemos hecho, la trascendencia que logramos tener haciendo una música que está por fuera de lo que demarca el mercado musical actual. Nuestra música, si bien es melódica, tiene sus cuestiones armónicas, tiene un nivel de fuerza que no es lo que pasan en las radios, no es lo que quieren los canales de televisión. Nos sorprende el camino que pudimos hacer con el estilo que manejamos”, admite Luciani, y concluye: “Nunca nos traicionamos, nunca transamos con el mercado de la música, nunca nos importó cuánto tenía que durar un tema, si tenía que tener dos o tres estrofas antes de un estribillo. Por un lado eso tiene su precio, pero por otro tiene el premio de poder acostar la cabeza en la almohada sabiendo que siempre hicimos lo que queríamos hacer”.

 

En vivo. Fluido presenta Umbral este viernes 10 de Agosto a las 21.30 en Teatro Vorterix, Salta 3519

MÚSICA
ÚLTIMAS NOTAS
@ La Canción del País 2017