Conocé a la banda Otros Colores

Todo un sentimiento nuevo

MÚSICA
18 de octubre de 2019

Por Julia Enriquez

Existe un problema con el estado de promesa. Una promesa es un no-sucedió-aún. Por eso resulta injusto que el arte joven se asocie o describa con la idea de promesa, que se busque siempre a las jóvenes promesas. Suena horrible ‘ser una joven promesa’ pero se escucha con demasiada frecuencia. La idea de promesa esconde otra idea, más peligrosa: la idea de anticipación, de un camino único y así predecible, un abecé, un paso a paso que hay que seguir, una recta que empezás a recorrer y entonces primero vas a estar acá, en el inicio, y algún día vas a llegar allá, al otro extremo. La promesa esconde un prejuicio: creer saber por anticipado qué es algo. ¿Cuántas veces podemos decir que sabemos algo por anticipado? Prácticamente nunca, si lo pensamos a fondo. La predictibilidad. Que el sol sale cada día y algún que otro asunto de esa índole. Si hay algo que no admite anticipación ni predicciones, es el arte. Entonces, al menos en el arte, no cabe hablar de promesas. Cabe hablar de jóvenes artistas. Jóvenes, inaugurales, transformadores. En cualquier caso, promesas cumplidas desde su mismísimo origen, profecías autocumplidas del deseo espontáneo.

Esa espontaneidad se encuentra en el surgimiento e impulso actual de Otros Colores, banda rosarina de rock-pop. En su nombre, la banda parece esconder un acertijo, cuya resolución quizás ni siquiera sea del todo clara para sus integrantes, y ahí está otra vez, el no poder anticiparse. Otros colores además de los que ya hay en el mundo, es decir, imaginar lo inimaginable. Resuena desde lejos un legendario slogan juvenil: Seamos realistas, pidamos lo imposible. Cada generación inaugura su propio realismo, pintado con otros colores.

Activa desde fines del 2017, la banda está compuesta por Federico Casazza (guitarra y voces), Catalina Druetta (guitarra y coros), Nazarena Priotto (bajo) y Bruno Ottaviano (batería). Todxs nacieron en el vertiginoso filo del milenio anterior, con las puntas de los pies rozando el siglo XX y las puntas de los dedos dirigidas hacia el futuro. Hoy bordean los 21 años y son estudiantes universitarixs. La condición de estudiantes no queda ahí; en efecto, Fede tuvo la iniciativa de armar la banda después de salir del festival de música que organiza el Instituto Politécnico Superior, el ya clásico Polirock o Poliacústico. Venía de tocar con otra banda, de covers, momento iniciático en la vida de unx músicx, ejecutar las melodías adoradas hasta que decante la propia voz.

El entusiasmo dio lugar al encuentro de cuatro personas (en ese momento, con Julián De Frenza en bajo) quienes a mediados del 2018 editaron de forma independiente su disco debut homónimo. El disco fue grabado, producido y mezclado por otro músico (integrante de Jimmy Club) amigo de la banda, Martín Miguez, en su casa/estudio. Algunas canciones son una mini-ficción, cual cuento en una botella: viajes galácticos, cowboys, vidas paralelas. Soy un astronauta/ que navega en el espacio/ pero viaja, viaja por el tiempo./ No conozco otra cosa/ más que el negro infinito que me rodea (...) y como astronauta/ no toco la tierra. Otras composiciones se dan un paseo lírico, deseosas de la gramática indecible del porvenir: Somos los que quedamos/ después de tomar veneno/ y nos mimetizamos/ con todo un sentimiento nuevo.

¿Cuál será el veneno? Considerando el interés por lo colectivo-colaborativo que manifiesta esta banda, quizás el veneno sean los círculos cerrados, la falta de horizontalidad y diversidad en los vínculos, la viciosa endogamia. ¿Por qué viciosa? Porque obviamente nos reunimos con aquellxs que simpatizamos para crear algo, para hacer canciones por ejemplo, hasta ahí no hay ningún problema con hacer cosas con tus amigxs, pero el vicio es pensar que eso que vos hacés con tus amigxs es la que va por sobre todas las demás. Ese veneno perdió efecto y el sentimiento nuevo va creciendo: trabajo colaborativo entre bandas, entre sellos, entre distintas prácticas y estéticas.

Tras presentarse en vivo en distintos espacios de la ciudad, manteniendo ritmo firme en un estable calendario de actividades, para septiembre de 2019 Otros Colores coorganizó junto a Los Cristales el Festival Arde, convocando a bandas compañeras y a más de trescientas personas, un público atípicamente multiforme en el que se mezclaban distintas generaciones y lo que felizmente podríamos llamar ‘distintas ondas’.

Pronto, el sábado 2 de noviembre en el Galpón de la Música, en una nueva propuesta colaborativa y autogestiva, la banda estará participando en el primer episodio de Núcleo, organizado por una flamante red de artistas locales que conglomera proyectos musicales, audiovisuales y un expansivo etcétera. Que una banda también tenga, entre demás objetivos fundantes, el de impulsar el trabajo de otras bandas, es una virtud generosa y celebrable.

En la actualidad, lxs Otros Colores se encuentran preparando su segundo disco, para estrenarlo en 2020. Nuevamente están grabando en la casa/estudio de su amigo. Entre risas, Bruno comenta que la composición de las canciones empieza con un audio de whatsapp. Como si fuera un hilo del que van tirando todxs, una ocurrencia que hay que perseguir, hasta llegar a la precisa forma de la canción. Precisión y entusiasmo en un mismo gesto: sus armonías florecen meticulosas hacia un clímax, aquel no tocar la tierra, que sienten no solo los astronautas sino también esxs chicxs un viernes o sábado a la noche, ensayando o yendo a un recital con sus amigxs, tarareando melodías en sus cabezas.

Escuchalos: 

www.facebook.com/OtrosColoresBanda

www.instagram.com/otroscolores

https://otroscolores.bandcamp.com

https://open.spotify.com/artist/6phStA8BWKvt0m2jx8zk72

En vivo:

Otros Colores participa del festival Nucleo - Episodio I. El sábado 2 de noviembre desde las 18 hs en Galpón de la Música tocarán junto a Gladyson Panther, Gay Gay Guys, Aguaviva, Kif 4 KroKer, Denita, Gladiolos, Lucas Roma, Siox (Susel Berardo), Guardiana de la Bahía. El festival autogestivo tendrá Fotógrafxs, Realizadorxs audiovisuales, DJs, Diseñadorxs y Birra artesanal. Entrada libre y gratuita.

MÚSICA
ÚLTIMAS NOTAS
@ La Canción del País 2017
Porno indir bedava mobil porno sex hikayesi