Proyección folclórica de los 80`

COLUMNISTAS
1 de noviembre de 2012


foto: Maria Teresa Difalco

En la segunda mitad de la década de los años 80, comencé a prestar atención a lo que suele denominarse  “proyección folklórica”. La toma de conciencia de esta actitud para crear y tocar la música tradicional marcaría mi búsqueda musical para siempre. Por aquéllos años surgieron proyectos emblemáticos en esta línea como el Trío Vitale - Cumbo - González, MPA, Primer Toque en Rosario, y los primeros discos de Juan Falú y Peteco Carabajal.

En rigor de verdad, no era del todo nueva esta actitud: artistas como Los Andariegos, el pianista Eduardo Lagos, Los Nocheros de Anta y Los Huanca Hua, entre otros, ya venían trabajando en ese surco desde mucho tiempo antes. Pero a mediados de los ochenta fue cuando yo pude ver ese movimiento, y me involucré en búsquedas por el estilo, cosa que continúa hasta el día de hoy.

Recordando el impacto que estas músicas produjeron en la juventud de aquéllos años, me atrevo a hacer un paralelismo con lo que en nuestros días está sucediendo con artistas como Juan Quintero o  Carlos Aguirre , sólo por nombrar algunos a modo de ejemplo. No se trata de comparar méritos artísticos, sino de señalar la sensación de que éstos siguen en la huella de aquéllos, con personalidades y perfiles únicos, pero ocupando el mismo espacio de referentes de una suerte de vanguardia de la música de raíz folklórica.



 

Peteco Carabajal; Como pájaros en el aire ( Incluido en el álbum Nadie más que nadie (1986). Grabado en vivo en el Teatro Astral los días 22 y 23 de noviembre de 1985.

MPA, Músicos Populares Argentinos. Chango Farías Gómez, voz, guitarra, bombo, bajo, batería. Jacinto Piedra, voz, guitarra. Peteco Carabajal, voz, guitarra, violín, quena, charango. Verónica Condomí, voz, teclado. Rubén "Mono" Izarrualde, flauta traversa, voz. En 1985 nace M.P.A. (Músicos Populares Argentinos). El 5 de Julio del mismo año debutan en el teatro Payró, con el espectáculo Nadie, más que nadie, que dará nombre a su primer trabajo discográfico. A partir de ese momento, comenzaron a presentarse en las provincias argentinas y también en Perú, país al que volvieron con su posterior espectáculo Antes que cante el gallo. El grupo estuvo activo solamente un par de años, pero le bastó para constituirse en una referencia de la renovación en nuestro folklore.

Trío Vitale - Cumbo - González (1984); Huayno-T (Jorge Cumbo). Lito Vitale: piano Yamaha CP70. Acústico y pedalera Moog, Jorge Cumbo: quena y antara, Lucho González: guitarras Ovation y criolla. 

La tapa de la edición original (vinilo) mostraba un texto escrito a mano por Jorge Cumbo, que es una declaración de principios e intenciones estéticas: "En el Teatro Sta. María, en setiembre de 1982 nos presentábamos a dúo Jorge Cumbo y Lucho González, en aerófonos y guitarra Ovation respectivamente. Esa noche, la amplificación del sonido estaba a cargo de Lito Vitale quien vislumbró que el aporte de su instrumento iba a terminar de redondear la idea de re-crear la música de éste continente. El producto artístico de este trío no es fruto de la elaboración de arreglos estáticos, sino por el contrario, se trató de que cada noche en que tocábamos juntos (muy juntos), cada tema tuviera el “arreglo” inspirado por sobre todo en nuestra capacidad y conexión de “ese momento único” para recomponer un tema por los tres conocido. Es así, que este registro es solo el resultado de ese momento único que se produjo los dos días en que nos encerramos en el estudio. Y estamos contentos de poder dejar sentado por medio de ésta grabación que nuestro aporte, junto al del Chango Farías Gómez, Manolo Juárez, Dino Saluzzi, y muchos nombres desconocidos por el público y no menos importantes, demuestra una vez más que la música folclórica no es un hecho cultural estático, sino que sigue vivo gracias a los artistas concientes de buscar nuestra propia identidad en relación al siglo en que vivimos.

Juan Falú; La Antuquera. Incluida en el álbum Con la guitarra que tengo (1986). Editado por Todas las Voces, sello independiente ya desaparecido. Este trabajo fue el primero de Juan Falú en Argentina, a su regreso del exilio en Brasil. Con este registro Falú se mostró como compositor y guitarrista poseedor de un lenguaje propio dentro del folklore, y de la guitarra en particular. El cargar con la herencia de un apellido que es casi sinónimo de guitarra, no impidió que emergiera su personalidad única e irrepetible, abriendo caminos a las nuevas generaciones de guitarristas y compositores de música argentina para guitarra.
ENTRAR
LITERATURA
La familia como campo de batalla
Entrevista a Virginia Ducler por su novela "Solo soy uno que llora"
LITERATURA
Décima edición
Se lanzó el Concurso Municipal de Poesía “Felipe Aldana”
LITERATURA
Avanzar con igualdad
Libro de Pablo Dacal
Publicamos un capítulo de "Por qué escuchamos a Ignacio Corsini"
LITERATURA
Diez inviernos
Un cuento de Paula Galansky del libro "El lugar en el que estoy cayendo"
LITERATURA
Narrativa contemporánea santafesina
Leé un cuento de Juanjo Conti de la antología “9 nueves”
LITERATURA
ÚLTIMAS NOTAS
Recomendaciones
Cinco películas para no perderse
AUDIOVISUALES
Matilda presentó Lejos del Centro
Electropop Barrial
MÚSICA
Avanzar con igualdad
Daniel García en el Castagnino
Predecir el pasado
ARTE
Teatro y Territorio
Las Especies Nativas: un viaje onírico y delirante por el humedal
ESCÉNICAS
Inscripción hasta el 22 de agosto
Certamen Internacional de Canción en memoria de Gabo Ferro
MÚSICA
@ La Canción del País 2017