El bar de Maipú 555

Feuer: placer, música y fuego nocturno

ESCÉNICAS
23 de febrero de 2022

Por Gala Décima Kozameh

Es viernes a la madrugada y la cuadra de Maipú casi Urquiza está encendida. Al lado de un estacionamiento 24 horas un grupo de personas descansan en la vidriera de un local fumando un pucho. Enfrente, en las escaleras de un edificio, otro grupo se ríe a carcajadas de las morisquetas de un amigo. Todos lucen sus mejores pilchas nocturnas, están perfumados y hablan un poco a los gritos, incitados por el alcohol o la música fuerte que vienen escuchando desde hace un rato. Desde adentro del bar de Maipú 555 se escuchan los bajos profundos de la electrónica y, cuando se abre la puerta, la música se escapa como si quisiera que el barrio sepa que ahí pasa algo diferente. En esa puerta abierta por un momento, se vislumbran colores rojos y una barra que brilla en el centro como la vedette del lugar.

Ese lugar es Feuer, un bar y restaurante que nace en noviembre de 2019 con el impulso de presentar un concepto bien alternativo para Rosario, en donde la gastronomía y la coctelería comparten protagonismo con las bandejas del DJ de turno. La carta, compuesta de platos y tragos exclusivos, se disfruta de la mano de música electrónica que condimenta la cena gourmet: house, techno y sus variantes. Sin embargo el estilo musical varía y si un día el panorama es electro, al siguiente podemos encontrar una pequeña banda de jazz tocando en vivo o “selectors” (encargados de musicalizar con una playlist curada) poniendo afrobeats en vinilos.

La premisa de Feuer (que significa Fuego en alemán) es salir de lo mainstream en todos sus aspectos y ofrecer un espacio singular donde no sólo se pueda ir a cenar, sino también permanecer luego tomando tragos y escuchando música: “Con Feuer buscamos armar un bar al que nosotros quisiéramos ir todo el tiempo, donde la identificación estuviera en la carta, la bebida y la música que acompaña ese momento de disfrute”, dice Victoria Rasia, dueña e impulsora del proyecto.

La idea del bar nace unos dos años antes de su inauguración, por una fuerte pulsión que tenía Victoria. Frecuentaba muchos bares con sus amigos pero sentía que ninguno la invitaba a quedarse toda la noche. Podía comer rico en un lugar, tomar algo sabroso en otro y seguir rumbo a un tercero para poder escuchar la música que le gustaba, pero no había un solo espacio que reuniera todo eso y además ofreciera una carta distinta. En cada oportunidad que se juntaba con su amigo DJ Mariano Marcial Pérez le insistía que era momento de romper el molde y crear ese bar que no existía.

Después de meses de argumentar sus motivos, Mariano se entusiasmó y juntos reclutaron a Martín Capella, que tenía más conocimientos en el aspecto gastronómico y entre todos terminaron de darle forma al proyecto. Victoria destaca que el aporte de los arquitectos, que pudieron darle al espacio físico el estilo que ellos se imaginaban junto a la creatividad en la cocina latina de Macarena López Diaz (chef ejecutiva), fueron algunos de los elementos clave para que Feuer lograra su personalidad y se distinguiera.

En principio porque cumple tal cual el objetivo que tenía Victoria cuando lo deseó: es un lugar de dos tiempos muy claros, que comienza a las 20 hs con la cena (se puede reservar por WhatsApp y no se cobra entrada) y continúa hasta la madrugada en formato bar con sonidos rotativos. Por otro lado porque todo en Feuer tiene una impronta muy marcada en el aspecto estético y conceptual. Su luz es tenúe y focalizada en el centro de las mesas negras y el color rojo predomina en la iluminación con neones sobre la barra y detalles decorativos.

El espacio se divide en un salón central donde están la mayoría de las mesas y la barra y luego, separado por una pared recubierta en una cortina de goma rojiza, se accede a un segundo salón con sillones en donde se encuentra la cabina del DJ. Detrás de la cabina una gran pared de azulejos blancos enmarcan el espacio que también se puede ver desde el salón del frente, a través de un vidrio redondo.

Al preguntar por la inspiración estética, Victoria explica que no hubo una referencia específica pero que la idea siempre fue que tuviera un aire berlinés. Incluso, la cortina roja de goma que acentúa la separación de los salones es una referencia que Mariano tomó de un clásico club de la ciudad alemana, Club Der Visionaire.

DJ Mariano se ocupa de la curaduría musical, y con su gran recorrido en la escena house de Argentina y del mundo busca fomentar el gran talento artístico que hay en la ciudad: “Es un punto de encuentro para la creatividad de los artistas rosarinos, quienes son los que le aportan la mayor magia al lugar”. Así es como cada semana la agenda de DJs cambia y si bien reciben invitados de otras ciudades, siempre predominan los nombres locales. “Tenemos nuestros propios bookings de DJs y nuestro ciclo de música en vivo “We Play Musik”. Además otros fijos mensuales que nos traen sus propuestas, como: Under.Time (Techno, Electro, Breakbeat); Luna Negra (House y subgéneros); NDV (Noche freestyle en vinilos) y Jazz Soup (Jazz en vivo) entre otros”, dice Mariano.

Victoria también cuenta que durante los dos años de armado del bar viajaron con frecuencia a Buenos Aires a conocer lugares y, principalmente, afinar el paladar para definir el criterio gastronómico.

En Feuer, la carta no propone platos rebuscados ni exóticos sino que es una vuelta de tuerca a comidas que salen con frecuencia en bares de minutas de la ciudad. No hay papas fritas con cheddar, pero hay papas bravas con alioli. No hay bastones de muzarella sino tequeños -típica comida venezolana- que es una clara firma de la chef que se inspiró en sus viajes por Latinoamérica para confeccionar la propuesta del bar. Por el lado de la coctelería, la misma se pensó para que fuese original y exclusiva pero de tirada rápida para mantener el ritmo durante la noche, cuando ya no hay servicio de mesas. En la actualidad, con la barra a cargo de Julián Piován, se pueden encontrar desde novedosos cocktails hasta los tragos más tradicionales, todo con el toque Feuer. 

 

 

ENTRAR
ESCÉNICAS
El teatro de Romina Mazzadi Arro
La historia de una grieta y las hermanitas perdidas
ESCÉNICAS
Hombre enterrado
El barro de la desgracia
ESCÉNICAS
Cuidemos la energía
Teatro y Territorio
Las Especies Nativas: un viaje onírico y delirante por el humedal
ESCÉNICAS
Los cielos de La Diabla
¡Yo jugué con ellos!
ESCÉNICAS
Proyecto Litlle Las Vegas
Una epopeya delirante en medio de la pampa
ESCÉNICAS
ÚLTIMAS NOTAS
75° Salón Nacional de Rosario
Un recorrido de acciones sobre el tiempo
ARTE
Poemas seleccionados
Que los versos te acompañen II
LITERATURA
TDA Gratis
Disco del Año para Joako 22
Todos los elegidos de los premios Rosario Edita
MÚSICA
Reseña
María Luque publicó el libro Corazón Geométrico
LITERATURA
Dale play
Nuevos videos de artistas rosarinos
AUDIOVISUALES
@ La Canción del País 2017