CINE: EL ESCARABAJO DE ORO

Audiovisuales
20 de noviembre de 2014

Apenas empezada, una serie de placas anticipan el tono irónico que atravesará la película El escarabajo de oro, la complejidad de la trama, y la complicidad que inmediatamente establece con el espectador.

En una de esas placas se lee: "Basado en el cuento El escarabajo de oro, de Edgar Allan Poe, y también en La isla del tesoro, de Robert Louis Stevenson, adaptada para la pantalla desde el punto de vista de los piratas, y algunas líneas de la prosa de Victoria Benedictsson y Leandro N. Alem", que, acompañada por impactante composición musical de Gabriel Chwojnik, predisponen a la sala a un humor que roza el ridículo.

Formalmente la película surge a partir de la iniciativa del festival danés CPH:DOX que apunta a financiar trabajos conjuntos entre directores escandinavos y realizadores "tercermundistas". En este caso, los reunidos resultaron ser la sueca Fia-Stina Sandlund y al argentino Alejo Moguillansky. Sandlund es una ultrafeminista que lidera el grupo Unfucked Pussy, con el cual ha realizado numerosas performances e intervenciones callejeras, en contra de la objetualización de las mujeres. Moguillansky se inició como montajista en películas de directores como Rafael Filipelli, Matías Piñeiro y Mariano Llinás, en la mítica “Historias extraordinarias” (2008). A partir de entonces, Moguillansky continuó su sociedad con Llinás formando parte de la productora El Pampero, encargada de piezas ineludibles del cine independiente actual.

La trama se construye de múltiples sub-tramas, una mezcla de documental meta-cinematográfico con road movie, un humor absurdo superpuesto a una fuerte crítica a los modos de funcionamiento imperantes en la industria del cine. Todos los que forman parte del proceso de realización de la película, dentro y fuera de cámara, actúan de sí mismos. 

Es así como, cuando en las mismas instalaciones de El Pampero se está iniciando el rodaje de la película co-dirigida por Alejo y Fia-Stina –con apoyo de un festival en Copenague para ser filmado en Buenos Aires y que consiste en la biografía de la sueca Victoria Benedictsson, feminista y suicida del siglo XIX–, Rafael Spregelburd (el actor de El hombre de al lado, haciendo de sí mismo) arremete con la pista y un mapa a descifrar de un tesoro depositado en las proximidades de un pueblo llamado Leandro N. Alem, en Misiones.

El proyecto cambia radicalmente de rumbo, y la película pasa a centrarse en la figura de Alem (quien, dicho sea de paso, jamás pisó el pueblo que lleva su nombre) que el equipo de producción utiliza como excusa para ir detrás del tesoro.

Todo el equipo de filmación viaja de Buenos Aires a Misiones, arrastrando durante 1.000 jm una casa rodante. Durante el viaje, Alejo tiene que responder constantemente a los reclamos de su co-equiper Fia-Stina (“Fiestina”, comienzan a llamarla los argentinos, jocosamente), que desde Suecia lo presiona para regresar al guión original. En la búsqueda por el tesoro, el rodaje se convierte en una excusa y las escenas para despistar a los representantes de la sueca se vuelven más y más absurdas.

Ganadora en la Competencia argentina del último Bafici, El escarabajo de oro ofrece, además de una trama complejísima pero divertida, un conjunto de escenas coreografiadas y una crítica implícita que atraviesa todo el film. Política, historia, feminismo, radicalismo, road movie, auto-documental, ficción, se fusionan en esta película que no podés dejar de ver.

DÍAS Y HORARIOS 

Cine El Cairo - Santa fe 1120

Jueves 20 - 20:30 hs
Viernes 21 - 18:00 hs
Sábado 22 - 20:30 hs
Domingo 23 - 20:30 hs

AUDIOVISUALES
ÚLTIMAS NOTAS
@ La Canción del País 2017