UN MUSEO PARA AMBROSIO GATTI

ARTE
9 de mayo de 2016

Conversamos con Marcela Galuppo, secretaria de la Comisión Directiva de la Asociación Civil sin fines de lucro M.A.G. Museo Ambrosio Gatti. La docente, artista e investigadora pasó por La Columna de Maite y nos contó de qué se trata el proyecto de Museo-Casa que intentan abrir en calle Alem 1053 de Rosario, en reconocimiento de la obra del "pintor del saladillo".

Actualmente lanzaron una convocatoria abierta a nuevos socios, con una cuota mensual de 50 pesos, destinada “a todo aquel que quiera asociarse y colaborar con que este proyecto abra sus puertas a toda la comunidad”.

“Sin dudas, la preservación del Patrimonio: de las obras de arte, tienen un rol protagónico en este Proyecto, junto a cartas, catálogos, libros, fotos, videos, relatos, todo este tesoro resguardado en la casa de Ambrosio Gatti, nos permitirá sumar palabras a la historia del arte en Rosario y en nuestro país”, dicen desde la asociación sobre el patrimonio y el museo.

De Ambrosio Gatti cuentan que dedicó “toda una vida de maestro de pintura, formalmente desde sus 28 años hasta los 91, confluyendo vocación, humildad, generosidad y pasión. Con una amplia formación en técnicas de dibujo y pintura, acompañó a generaciones de artistas en la búsqueda de un lenguaje propio”.

“Enseña a andar en el paisaje, a mirar, a medida que  camina con el caballete sale al paso la pintura, proponiendo sentir las profundidades del paisaje, la naturaleza estimulaba su espíritu. En sus clases, de su casa-atelier sobre calle Alem, con gran destreza en la creación de las variaciones del color, ofrenda a sus alumnos puestas en escena de naturalezas muertas, enfrentando materiales, formas, colores, transparencias y texturas”.

Gatti nació en la ciudad de San Nicolás, provincia de Buenos Aires, el 18 de mayo de 1918. Hijo de Don Ferrante Gatti y de doña Blanca Ghezzi, fue el tercero de cuatro hermanos. Comenzó de ayudante en la farmacia de la cual su padre era comisionista, luego de cadete en otra farmacia.

Su vocación por el dibujo y todo lo relacionado con el arte despertó en su adolescencia las ganas de fabricar cosas. Así, comenzó con actividades manuales: con cemento fabricó macetas, jarrones, pajareras, mesas hexagonales, con incrustaciones de mosaicos, y otros objetos.

En el año 1933 la familia se trasladó a Rosario, en la zona sur, Barrio saladillo, sobre la Avenida Diana (hoy Lituania). Su primer empleo fue de vendedor en una casa de música. Luego consiguió trabajo en la Farmacia Victoria, de lunes a domingo, 10 horas por día, con un permiso especial los días sábados de 13 a 16 horas para estudiar dibujo y pintura con el Maestro Enrique Munné, al que siempre recuerda con mucho cariño.

Su arte representa su lugar y desde entonces será conocido como el pintor del Saladillo,con sus avenidas, arboledas, la ribera, los trabajadores del Frigorífico Swift, los pescadores. Desde el 12 de octubre de 1945, se inaugura la Escuela Municipal de Artes Plásticas Manuel Musto, habiendo sido su primer director, y hasta 1958, el pintor Eugenio Fornells.

En el año 1946 A. Gatti, fue nombrado profesor de pintura en dicha Escuela, seleccionado por sus antecedentes. Luego con el tiempo, sería Director de la Escuela Musto. En su currículo ya figuraban varias distinciones y premios importantes. Unos años antes en la inauguración del Museo Castagnino, en el Parque de la Independencia de Rosario, año 1938 tuvo el honor de ser uno de los expositores, luego de una rigurosa selección.

Durante varios años se convirtió en pintor itinerante. Tuvo una poderosa moto “Indian” 500 con dos grandes valijas de cuero y flecos en sus costados traseros, en las que cargaba todos los elementos para pintar. Con esta máquina solía desplazarse por distintos lugares del país. Casi siempre era acompañado por algún amigo, entre ellos Roberto Riqué, con los cuales pasaban horas pintando en los lugares elegidos.

Presidió durante varios períodos consecutivos la Sociedad Argentina de Artistas Plásticos de Rosario y fue fundador del Concurso Primavera de la Sociedad Mutual de Empleados Públicos.

Fue premiado en varios salones con el Premio Adquisición, entre ellos el Salón Nacional de Rosario, por lo cual esas obras son patrimonio del Museo Castagnino; otras veces con Medalla de Oro, Plaquetas, Diplomas, la Orden de la Chaveta, León de Honor, continuas distinciones hasta en el año 2004, ser declarado “Artista Plástico Distinguido”, por el Honorable Consejo Municipal de Rosario.

 

ARTE
Cámara de diputados
ÚLTIMAS NOTAS
Cuidarte es cuidarnos
@ La Canción del País 2017