ROMINA CASILE: LA MÚSICA DE LO COTIDIANO

Arte
17 de mayo de 2015

La rosarina Romina Casile (1992) resultó merecedora del segundo premio adquisición del Premio Itaú Cultural 2014/2015, con una propuesta en la que busca revalorizar el ritual de la merienda como momento de encuentro y expandir la sonoridad de los objetos cotidianos.

---------------------------

La sexta edición del Premio Itaú Cultural de Artes de Visuales dio a conocer a los ganadores de la convocatoria 2014/2015. El primer premio adquisición fue para la mendocina Marilina Prigent, con una pieza audiovisual. La joven artista rosarina Romina Casile (1992) resultó merecedora del segundo premio con su instalación Abrazar lo entrañable.

A la ya prestigiosa convocatoria se inscribieron más de 2.600 obras, entre las cuales 65 fueron seleccionadas y expuestas en la muestra inaugural en el Centro Cultural Recoleta de la ciudad de Buenos Aires que se puede visitar hasta el 7 de junio. Además del primero, segundo y tercer premio adquisición y de las menciones especiales, este año se incorporó la categoría “Talento sub25” de la cual resultó ganador el cordobés Santiago Viale (1990). Hay que decir que hubo una gran avanzada cordobesa entre los ganadores, que constituyeron casi el 20% de los seleccionados.

En su visita a La canción del país Romina nos cuenta que su obra consiste en una instalación de una mesa y tazas de porcelana intervenidas con maderas de luthería y cuerdas, reconstruyendo, por un lado, el escenario de una merienda y lo que ello evoca y, por otro, convirtiendo estos elementos cotidianos en piezas musicales, expandiendo su capacidad sonora.

La instalación forma parte de una serie mayor que lleva el mismo nombre –Abrazar lo entrañable-, para la cual construyó decenas de piezas con las que fue conformando distintos conjuntos, instalaciones, video-performances o performances propiamente. Tal fue el caso de su exposición “Abrazar lo entrañable” en concierto (2014), para la cual invitó a 3 músicas a que se sentaran en la mesa e improvisaran sobre tazas, teteras y objetos sonoros.

Romina tiene 23 años y cursa la carrera de Bellas Artes en la UNR. Fue en una de las cátedras de la facultad que le sirvió como disparador para comenzar a desarrollar este universo de objetos sensibles, teniendo de eje temático la merienda como momento de encuentro íntimo y familiar. También entra a jugar lo autobiográfico, de manera algo nostálgica.

“Vengo trabajando con esta intervención de las tasas hace unos años, sale de una propuesta de una cátedra de la facu, combinando la herencia familiar. En mi familia hay una tendencia a los músicos y yo siempre me sentí fuera de eso: la que cantaba mal. Empecé a convertir estos objetos cotidianos en objetos sonoros para darle valor al acto de merendar, de compartir, generando sonidos.” nos cuenta.

“Un luthier de Rosario me va brindando los restos de esta madera de lo que él hace”; así, de manera autodidacta, comenzó a incrustarle a las piezas de porcelana aros con clavijas y cuerdas que generan microtonos, un sonido sencillo y delicado que recuerda a la música oriental. Cada taza suena distinta de acuerdo a su forma y al grosor de las cuerdas. Piezas microtonales es el nombre del video-registro en que una mano hace música con una de las tacitas. 

Su interés a la vez poético y práctico es el de trabajar sobre la sonoridad de las cosas cotidianas, algo que también aparece en la pieza Retratos, un video donde se registran habitaciones simultáneas en las que distintas chicas entran, abren y cierran roperos. “Al poner varios a la vez daba una composición sonora cotidiana”, dice Romina. 

Otro video interesante es el stopmotion Todo en un punto (2011) el cual muestra un paciente y delicado bordado en el que se va armando una constelación de estrellas y elementos mínimos y cotidianos como sillas, tazas y caramelos. "Los puntos de partida para la realización de la animación “Todo en un punto” fueron dos libros: Las cosmicómicas de I.Calvino y La poética del espacio de G. Bachelard", explica Romina.

"La animación “Todo en un punto” trabaja con la idea de la creación de un propio universo/cosmos, creado y colmado de puntadas y “des-puntadas” que se van sumando.. En un principio se van expandiendo e invadiendo el espacio, luego van a empezar a conformar objetos, objetos que me son cotidianos: sillas, lentes, tazas, caramelos, para luego ser colamados por colores y movimientos.

A partir de una puntada, de un línea, de un punto, la creación de un cosmos se hace posible".

Otras de sus obras e intervenciones se pueden recorrer tanto en su página web como en su canal de vimeo.

Texto: Daiana Henderson

 

PODCAST. ESCUCHÁ LA ENTREVISTA EN LA RADIO!

ARTE
ÚLTIMAS NOTAS
@ La Canción del País 2017
Porno indir bedava mobil porno sex hikayesi