Muestra

Luis Rodríguez: Los viajes de la luz y la imágen estallada

ARTE
8 de junio de 2023

Por Maite Acosta
Fotos de Leandra Tabora

 

Italia y San Lorenzo. La esquina aparece modificada por un señalamiento artístico. Es un gran paño de cristal intervenido por un juego de líneas; las formas ploteadas sobre el vinilo dividen sutilmente el espacio público del privado y a la vez los conecta. A partir de los espacios vacíos generados por este diseño geométrico, se vislumbran juegos de colores, luces y reflejos.

Las experiencias sensoriales cambian según sea de día o de noche. “Suspender por un momento la oscura monotonía de lo aparente” dice Luciana Martínez en el texto de la muestra “Viajes de la luz” de Luis Rodríguez. “Diría que es la muestra que más me han comentado. Gente que no entró a la sala pero que la vio de paso. Es un edificio que está todo el tiempo activo”, dice el artista. “Me interesa el gesto de pensar la sala de adentro hacia afuera y de afuera hacia adentro”.

Con luz diurna, al ingresar al espacio Multicultural de San Cristóbal, acercándonos hacia la esquina, aparece un dibujo que invade el piso. Son las sombras de la obra que fue proyectada específicamente para las ventanas. Ese es uno de los puntos más importantes de la muestra: potenciar al máximo la relación entre el espacio y las cualidades materialidades de las obras. De noche, en cambio, el diseño sobre la fachada de vidrio se impone de otro modo debido a la iluminación interna. Alumbra un lugar distinto.

Las piezas construidas a partir de fragmentos de espejos que están colgadas en la pared, se despegan del plano que las sostiene debido a sus formas curvas o facetadas, y generan otra trama de juegos ópticos. Actúan individualmente o en conjunto. Devuelven una imagen estallada del lugar y de quien se acerque a observarlas. 

“En las obras hay conexiones con el arte cinético y a partir del material reflejante se puede remitir también a la idea de sitio especifico, instalación o performance del espectador al ver la muestra. La luz es un hilo conductor, pero está utilizada desde muchos lugares, desde la física, la metáfora, me interesa esa ambigüedad, esa plasticidad con la que se puede trabajar” dice Rodríguez, egresado de la Licenciatura en Bellas Artes de la UNR.

El artista ha estado desarrollando durante varios años la repetición de una forma, o un conjunto de formas que funcionan como un patrón. Él denomina a este patrón como un concepto, vinculado a la geometría fractal o infinita: “todas las piezas que tienen este diseño modular se completan en el acto de la mirada, cuando se intenta comprender el objeto. El patrón, en un punto, es una operación mental”. El objeto aparece cuando hay alguien que observa. Y a la vez, como los espejos están pintados o iluminados, el entorno modifica al objeto y viceversa.

Otras obras expuestas son las cajas lumínicas que no habían sido mostradas por Rodríguez en Rosario. En este caso también la percepción cambia según la hora en que sean observadas. Si las vemos de día aparecemos en el reflejo, pero de noche, se nos abre un espejo infinito de luces hacia un adentro ilusorio. Como un portal a otra dimensión. ¿Se puede ver la luz interior?

“La pregunta es sobre lo que vemos y desde dónde lo vemos. Es percibirse o autopercibirse a través de la imagen y al mismo tiempo eso que veo no soy yo” dice Rodríguez. Respecto a la vinculación entre la luz y lo sagrado dice: “Al ser parte de la cultura judeo-cristiana, por más que uno no quiera, estamos metidos en eso. La idea de lo sacro o trascendental aparece, aunque no lo busque, es una referencia en la historia del arte. Ese detrito cultural lo trabajo hasta un punto, no lo tematizo tanto. Yo trabajo los espejos de distintas maneras, y una referencia con la que me encontré en youtube fue una artesanía que se hace en Irán. Los artesanos del siglo diecinueve, con los espejos importados que se rompían, desarrollaron una técnica de mosaiquismo espejado en las mezquitas, de piso a techo”.

Pareciera que las obras hiperrealistas que pintaba Rodríguez hace un par de décadas quedaron atrás, pero siguen presentes de algún modo. Tanto el color como la luz mantienen un tratamiento pictórico de su parte. “Uno no se aleja mucho de algunos rudimentos que tiene. La pintura está presente siempre, aunque no sea pintando”.

En el 2021 Luis Rodríguez realizó su primera obra en el espacio público. Seguime es un muro intervenido con un mosaico de espejos de seis por tres metros y se encuentra a metros del ingreso al Museo de la Ciudad, en el Parque Independencia. La situación de proximidad que tenemos como transeúntes (la obra no tiene vallas ni ninguna otra protección) es algo que el artista intenta expandir y profundizar. “En este caso se da una situación similar a la muestra Viajes de la Luz, la obra aparece depende cómo le pegue el sol, se funde con el paisaje, de noche es otra cosa y al mediodía que no proyecta sombra queda como una figura extraña”.

 

 

 

Viajes de la luz. Visitas de lunes a viernes de 11 a 19 hs. Hasta el 30 de junio en Italia 646. Espacio Multicultural. Fundación San Cristóbal. ESCUCHÁ la entrevista a Luis Rodríguez.

Nacido en 1983. Egresado de la Licenciatura en Bellas Artes por la Universidad Nacional de Rosario en la especialidad de pintura. En el 2006, cofunda la galería Cordón Plateado y desde ese momento articula su trabajo de gestión, docencia y práctica artística. Hoy sus obras se encuentran en colecciones privadas de Argentina, Uruguay, Brasil, Estados Unidos e Italia. Dentro del ámbito nacional expuso en muestras colectivas en importantes instituciones. Desde 2014 trabaja con Galería Cecilia Caballero (Bs.As.). También es docente de las carreras nuevas de la UNR, Lic. En Diseño Gràfico y lic en diseño de indumentaria y textil de la UNR. Lleva adelante el taller particular Grama junto a Belèn Rimini y Paula Grazzini.

 

ENTRAR
ARTE
Entrevista
El Club: la maestría de la amistad
ARTE
Fotografía
La Fuerza: un registro de las Mujeres y Disidencias Tangueras
ARTE
Buchin Libros
75° Salón Nacional de Rosario
Un recorrido de acciones sobre el tiempo
ARTE
Entrevista
Elina del Cisne: “Yo quiero ser una persona que se quiera”
ARTE
Daniel García en el Castagnino
Predecir el pasado
ARTE
ÚLTIMAS NOTAS
Más de 130 producciones
Los discos editados en Rosario en 2023
MÚSICA
Desde los ochenta al presente
Rosario Sonora: el documental sobre la música electrónica en la ciudad
AUDIOVISUALES
Qué pueden leer los niños
El maravilloso mundo de la literatura infantil
LA BIBLIOTECA SALVAJE
Seis de cine argentino
Trenque Lauquen, Cuando acecha la maldad, Puan y más películas nuevas
AUDIOVISUALES
Toda la ceremonia
Se entregaron los Premios Rosario Edita. Garupá Trío se llevó el Disco del Año
MÚSICA
Poesía y literatura
Un enorme parasol de tela verde: ensayos de Martin Prieto
LA BIBLIOTECA SALVAJE
@ La Canción del País 2017