GASTÓN MIRANDA, PROYECCIÓN VITAL Y DESMEMBRAMIENTO

ARTE
19 de noviembre de 2016
Recorte de una de las fotos de la serie Presentación preliminar.

“Artista”, dice Gastón Miranda un poco en chiste un poco serio, cuando le preguntamos cómo lo presentamos en La columna de Maite. Y ya que estábamos metidos en tamaña definición ahí nos quedamos. “No es fácil hacerse cargo del mote de artista, pero me parece que después de cierto recorrido uno empieza a entender algunas cuestiones, que en principio para mí tienen que ver con no pensarse solamente como fotógrafo o realizador audiovisual, sino que es pensar el panorama de la interdisciplinariedad, que es un poco lo que define al artista contemporáneo”.

Si bien Gastón pasó por “muchas instancias formales o como autodidacta, donde hubo un trabajo con la mirada, en el cine y la fotografía”, él dice que su ingreso formal al campo del arte se dio en 2010 a través de “37738.Gastón Miranda”, una obra audiovisual en la cual registra sus últimos días de trabajo dentro de la cadena multinacional de alquiler de películas "Blockbuster", y con la que obtuvo el 4to Premio adquisición del "Salón Nacional de Rosario", Museo "Castagnino+Macro", otorgado por el "Fondo Nacional de las Artes".

“En ese momento yo estaba terminando la carrera de Cine (de Realización Audiovisual en la "Escuela Provincial de Cine y Tv" de Rosario) y estaba re conflictuado con la industria audiovisual, ya venía acercándome al campo del arte como productor en la publicación “Anuario”, y en ese momento charlando con Lila Siegrist (una de las responsables de Anuario) ella me dijo «Gastón esto es una bomba, esto tiene que explotar dentro del campo del arte».

Dentro de su producción artística en la que viene realizando muestras individuales o colectivas, Gastón cuenta que la fotografía y el video son “su campo vital”, y que “si no hiciese esto serie terrible, aunque encontraría otro campo en el que sublimar”. “Mi producción es bastante autorreferencial, es un lugar de proyección vital, porque si no está ese espacio seria la muerte misma”, nos contó.

La última muestra de Gastón se llamó “Presentación Preliminar” y pudo verse en octubre pasado en el marco de Espiria Convoca (Montevideo 2124). Allí mostró nueve fotografías tomadas entre 2009 y 2010 en la casa de su abuela con cámara de formato medio,  y trabajadas a partir del proceso analógico tradicional. “De alguna manera son autorretratos, en donde aparezco de manera espectral en las imágenes”, dijo Gastón.

“Se llama así porque de alguna manera me anticipé al suceso de que esa casa iba a dejar de existir. Y también llevé adelante un proceso de duelo anticipatorio. Más adelante me di cuenta que yo también estaba enfrentando mi muerte, mis duelos propios, más allá del de mi abuela. Pasaron cinco años desde que fueron tomadas las fotos, le di mucho tiempo para mostrarlas porque creo que lo necesitaba”.

Foto de la serie Presentación preliminar.

Esas imágenes, con un tono ciertamente melancólico, son recortes de interiores, reducidos, que contienen objetos de uso cotidiano y de decoración: un juego de platería, un ropero, un botiquín, una cruz, un espejo o una lámpara de techo. Gastón aparece en escena en movimiento, desenfocado, o es apenas una silueta en la que no se lo reconoce. Todas formas posibles de nuestra identidad. Y es la escenografía familiar por la que tanto tiempo transitamos la que le confiere densidad a la obra. Por que algún día, cuando la persona que le dio un sentido estético y por lo tanto emocional a las cosas que conforman esa escenografia intima, ya no está, todo “termina desmembrado en otras casas”, construyendo nuevas escenografías.

“Me gusta la idea de construir la escena, estamos todos el tiempo construyendo escenas, escenas familiares, en el trabajo, es necesario, sino construimos esas escenas estamos a la deriva”, dijo Gastón.

“En esos autorretratos creo que hay una cuestión un poco performática, en la que dije tengo que ser yo, porque es lo que me movió a hacerlas, y me parece que en general los artistas necesitamos poner el cuerpo", cuenta. "No es una escena cinematográfica. En el montaje uno puede relacionarlo al cine, pero no hubiese podido dirigir a un actor. Sabía que era yo el que tenía que estar ahí. La mayoría de las fotos están sacadas con un cable disparador y otras las sacó mi abuela”.

........

En esta larga charla que mantuvimos en La Columna de Maite, nuestro artista invitado se refirió también a los modos de producción que viene sosteniendo, y repasó las particularidades de varios de sus trabajos anteriores como "Kiki o la niña de coleta”, — video centrado en su otra abuela y emparentado a Presentación Preliminar — ,“Paquete Neoliberal”, “ Algarada”, “Paloma Muerta”, y “Relevamiento”.

ARTE
ÚLTIMAS NOTAS
@ La Canción del País 2017