ALUVIÓN CAMBIEMOS, LÍMITES DEL PERONISMO, RETROCESO DEL SOCIALISMO Y LA NUEVA IZQUIERDA

POLÍTICA
24 de octubre de 2017

El aluvión de votos obtenido nuevamente por la alianza Cambiemos a nivel nacional abre las puertas a estrátegicas reformas que pretender introducir como parte de su plan de gobierno. Finalmente Cristina Fernández perdió la principal batalla electoral frente al oficialismo: la populosa provincia de Buenos Aires. El peronismo no puede prescindir de su figura pero quedó demostrado que tampoco alcanza con su postulación para vencer al macrismo.

La provincia de Santa Fe y la ciudad de Rosario se pintó de amarillo. Los candidatos del PRO arrasaron en las urnas. El oficialismo socialista obtuvo una magra elección que abre muchas preguntas sobre su futuro político en 2019. La izquierda en Rosario tuvo un marcado retroceso. Ciudad Futura, la principal fuerza, perdió el 50% de los votos obtenidos en 2015. El Frente Social y Popular realizó una modesta elección y no obtuvo ninguna banca. La izquierda troskista no había pasado las PASO con éxito. Será tiempo de replanteos.

ESCUCHÁ LA COLUMNA DE
JUAN PABLO HUSDON

En las elecciones (ejecutivas y legislativas) en la ciudad de Rosario en 2015 hubo dos datos fundamentales:

1. El socialismo se mantuvo a nivel ejecutivo y ganó a nivel de concejalías porque hubo un voto conservacionista (término utilizado por Ezequiel Gatto). Es decir, porque en las generales lo votó una masa muy importante de personas que jamás los hubiera hecho si no temía que los gobernara Anita Martínez, la candidata del PRO aquel año. Esos votantes fueron el dique de contención de la marea amarilla de apoyo a Unión Pro Federal que en las PASO parecía que se quedaba con la provincia y la ciudad.

2. El segundo gran rasgo fue la descomunal elección de la izquierda. Los inesperados 87.648 mil votos de Ciudad Futura y la respetable elección que depositó a Celeste Lepratti en el concejo con 34.554 votos. Podríamos sumar el casi ingreso de Virginia Grisolía por la izquierda troskista.

¿Qué cambió en esta elección municipal 2017?

1. A su crisis interna, al rechazo de la mayoría de los rosarinos, se suma que el socialismo ya no tuvo bomberos extra partidarios para evitar a Cambiemos. El que lo votó para zafar de la impresentable candidata del PRO en 2015, no volvió a hacerlo ni remotamente. Los votantes más reaccionarios votaron directamente a la fuerza de (¿centro?) derecha más potente de la Argentina post-dictadura. Perdió 33.360 votos (-26%), pero Cambiemos sumó nuevos 96.673 (+88%) superando la barrera de los 200 mil (!). El socialismo empieza a juntar cajas para meter biromes, cuadernos, algunas planillas, un sticker de la Marca Rosario, otra del Presupuesto Participativo, porque su desgranamiento no se detiene.

2. La izquierda tuvo un retroceso preocupante. Ciudad Futura obtuvo 51.821, es decir, 35.827 votos menos que en 2015 (-40,8%). Una caída que abre múltiples interrogantes sobre su armado y desafíos para 2019. De 3 concejales en 2015, ahora ingresó 1. De tercera fuerza, quedó cuarta a 39.486 de la tercera, que es el alicaído socialismo. Lo destacable: pasó a tener 4 ediles con un piso electoral muy por encima de las otras fuerzas de izquierda locales y sigue siendo una de las principales alternativas de izquierda a nivel municipio del país. El Frente Social y Popular, por su parte, hizo una magra elección con una pérdida de 14.986 (-43%). No pudo ingresar al concejo la primera candidata y pasó de sexta fuerza a séptima. También se abren preguntas sobre la consistencia de esa delicada confluencia de fuerzas variopintas que lo componen. La izquierda troskista ni siquiera superó las PASO.

Se suma un dato más: el Frente Justicialista había caído al cuarto lugar, detrás de Ciudad Futura, en 2015. Este año tuvo un crecimiento relevante. Obtuvo 29.821 votos más (+35%) y quedó en segundo lugar, por encima del socialismo y Ciudad Futura.

Hace tiempo que considero que no existen, salvo porciones menores, votantes orgánicos sino mayormente audiencias que van a votar. Eso no significa que lo hagan engañadas. No es así. Solo remarco la volatilidad de una porción gigante del electorado, incluido los votos cosechados por el peronismo y también la izquierda.

(En 2015 votaron 784.345 personas; en 2017 lo hicieron 796.078)

POLÍTICA
ÚLTIMAS NOTAS
@ La Canción del País 2017